cr.blackmilkmag.com
Nuevas recetas

Ideas refrescantes para cocinar con té

Ideas refrescantes para cocinar con té


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Use sus infusiones de hierbas favoritas como una forma creativa de condimentar los alimentos.

iStock / kcline

cocinar con té

Agregar café en postres e incluso carnes fritas y adobos no es nada nuevo, pero ¿qué pasa con esa otra bebida caliente omnipresente, el té? Fue una epifanía culinaria cuando escuchamos que TWG Tea Company de Singapur creó un menú de productos horneados a base de té como macarons y platos salados como filete de bacalao asado con salsa de té de albaricoque o una marinara de albahaca con una infusión de hierbas de menta. té. Piense en la variedad de sabores que se encuentran en el té que podrían usarse como una forma alternativa de sazonar los alimentos: la embriagadora especia del chai, el ahumado de los tés negros de Ceilán, la rica bergamota de Earl Grey. E incluso tiene un nombre: gastronomía del té.

Con una temporada en la importante compañía francesa de té Mariage Frères, el chef pastelero ejecutivo de TWG, Phillipe Langlois, ha dominado el arte de cocinar con té, que se ha convertido en su técnica característica. Este enfoque innovador le atrajo porque, dice, fue un desafío. Siempre está cambiando y evolucionando a medida que nuevas mezclas y nuevos tés de propiedad única llegan al mercado, lo que le permite innovar e incorporar nuevos sabores y texturas constantemente. Al igual que el vino y el café, el té tiene mucho que ver con su terruño, ya sea un Darjeeling cosechado en el Himalaya o el té negro del suelo volcánico de Queensland, Australia.

Una mirada a las vastas ofertas de tés de TWG genera inspiración para una variedad de recetas, como usar el té verde japonés Genmaicha mezclado con arroz tostado y reventado en una marinada para satay de tofu o un chino tradicional. pato ahumado en té en su lugar, está hecho con el té de la noche de verano, un té negro con toques de chocolate malteado y menta picante. Según Langlois, para crear un postre con infusión de té, elija ciertos tés en función de sus aromas y sabores prominentes y utilícelos para equilibrar un sabor fuerte en un pastel o tarta, como la forma en que el matcha japonés equilibra la rica complejidad de la almendra en Langlois. 'receta para Matcha Financiers.

Incorpore el té en una receta preparándolo primero, lo que agregará un sabor muy sutil, o use el té suelto o el té en polvo finamente molido para un sabor más fuerte. Experimente con diferentes sabores y métodos, como remojar un par de bolsitas de té en caldo de sopa de verduras o batir té en polvo en una viniagrette para una ensalada. Es una forma sencilla y económica de introducir nuevos condimentos en su repertorio.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Olvídese del agua con gas: el té helado es mi bebida de verano preferida. Es muy simple de hacer, no hay ningún "saborizante natural" misterioso y puedes personalizar cada lote para un toque de bienestar personalizado.

Ya sea que desee dormir mejor, un estado de ánimo tranquilo o más energía para aprovechar al máximo los largos días de verano, existe una hierba (y a menudo más de una) que puede brindarle el efecto deseado.

Aquí hay cinco tés helados para probar para un refrescante impulso de verano cargado de beneficios a base de hierbas.

Tulsi, o albahaca santa, es una hierba adaptógena, lo que significa que sus beneficios para la salud son enormes.

“Tiene un perfil de sabor un poco más terroso que la albahaca común, con toques de clavo y canela”, dice Rachel Miller, herborista y nutricionista y propietaria de Zhi Herbals.

Si bien el tulsi es una hierba de bienestar multitarea, Miller a menudo recomienda el té de albahaca sagrada para aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo.

Las propiedades adaptogénicas de Tulsi pueden ayudarlo a abordar una lista sobrecargada de tareas pendientes, evitando el agotamiento y el agotamiento de una manera más saludable que una infusión de cafeína por goteo que bromea sobre la necesidad.

Los factores estresantes subyacentes no desaparecerán mágicamente, pero con la ayuda de tulsi, su cuerpo no reaccionará liberando cortisol. Lo hará todo con menos estrés y ansiedad.

“La albahaca sagrada se puede encontrar fresca en algunas tiendas de comestibles especializadas, mercados de agricultores, o se puede cultivar fácilmente a partir de semillas en condiciones similares en las que se cultivaría albahaca común”, señala Miller.

El té de hibisco puede hacerte pensar en los trópicos. La colorida flor, también conocida como roselle, se cultiva en todo México, América del Sur y África. De hecho, es una de las mejores bebidas de verano para mantenerte fresco.

La herbolaria Steph Zabel señala que el hibisco puede ayudar a regular la temperatura corporal en el verano, proporcionando un efecto refrescante natural. Las cualidades agrias de la hierba también la hacen refrescante e hidratante.

La menta de manzana es otro refresco popular para los días caninos del verano.

"Es naturalmente dulce y un buen descanso de las vibraciones habituales de la menta o la hierbabuena", dice Lydia Willoughby, propietaria de Sassafras Mercantile, una boutique metafísica que vende hierbas de la granja a la taza.

Willoughby tiene té helado de manzana y menta de barril en su tienda. “Me encanta la menta de manzana como té helado para enfriar y disfrutar mientras bebo a la sombra”, dice.

La hierba está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para usted, que incluyen vitamina A, vitamina C, potasio y hierro. También contiene algunas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando se elaboran con menta fresca en lugar de seca, los tés de menta tienen un sabor fuerte y limpio que lo hará volver por más. Dados los hábitos de crecimiento agresivos de la menta, las mentas como la manzana son excelentes hierbas para el alféizar de la ventana. Plante una planta (busque esto en el mercado de agricultores en primavera o cultive la suya propia a partir de semillas) y corte menta fresca para obtener los tés más frescos.

Claro, el té de rosas se ve bonito y tiene una connotación suave y amorosa perfecta para tu juego de cuidado personal. Pero también está cargado de antioxidantes.

"Contiene polifenoles que se cree que reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, además de proteger su cerebro de enfermedades degenerativas", explica Lisa Li, experta en té de hierbas y fundadora de The Qi, que vende tés de flores de pequeñas granjas familiares.

Li continúa cantando las alabanzas del té de rosas al señalar sus propiedades adaptógenas para promover una mejor salud intestinal y un sueño más reparador.

Si está preparando su propio té de rosas, tenga cuidado. Si bien todas las variedades de rosas son técnicamente comestibles, las que se cultivan para usos florales pueden haber sido tratadas con productos químicos. Li recomienda buscar rosas cultivadas orgánicamente que se cultiven específicamente para el té o el consumo de grado alimenticio.

Al acupunturista y experto en medicina china Tsao-Lin E. Moy, propietario de Integrative Healing Arts, le gusta usar artemisa para promover un sueño más profundo.

No ha habido mucha investigación en humanos para respaldar esto definitivamente, pero algunas investigaciones en ratones sugieren que una especie de artemisa podría tener efectos inductores del sueño.

"En la medicina china [artemisa] se llama Ai Ye y ayuda a llevar sangre al útero ”, explica Moy. "Prueba la artemisa si te cuesta conciliar el sueño después de despertarte por la noche o si los sueños inquietantes te impiden descansar".

La artemisa tiene una nota sabrosa que algunas personas pueden encontrar amarga. Para que el sabor sea un poco más dulce, mezcle artemisa seca con lavanda. La lavanda es otro aliado del sueño con una nota floral algo picante que se disfruta mejor en pequeñas dosis.

Advertencia: si usa demasiado, el té puede tener un sabor perfumado.

¡Beba y feliz descanso!

Lindsey Danis es una escritora de Hudson Valley que cubre historias sobre comida, viajes e historias LGBTQ. Síguela en Instagram y Twitter.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Olvídese del agua con gas: el té helado es mi bebida de verano preferida. Es muy simple de hacer, no hay ningún "saborizante natural" misterioso y puedes personalizar cada lote para un toque de bienestar personalizado.

Ya sea que desee dormir mejor, un estado de ánimo tranquilo o más energía para aprovechar al máximo los largos días de verano, existe una hierba (y a menudo más de una) que puede brindarle el efecto deseado.

Aquí hay cinco tés helados para probar para un refrescante impulso de verano cargado de beneficios a base de hierbas.

Tulsi, o albahaca santa, es una hierba adaptógena, lo que significa que sus beneficios para la salud son enormes.

“Tiene un perfil de sabor un poco más terroso que la albahaca común, con toques de clavo y canela”, dice Rachel Miller, herborista y nutricionista y propietaria de Zhi Herbals.

Si bien el tulsi es una hierba de bienestar multitarea, Miller a menudo recomienda el té de albahaca sagrada para aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo.

Las propiedades adaptogénicas de Tulsi pueden ayudarlo a abordar una lista sobrecargada de tareas pendientes, evitando el agotamiento y el agotamiento de una manera más saludable que una infusión de cafeína por goteo que bromea sobre la necesidad.

Los factores estresantes subyacentes no desaparecerán mágicamente, pero con la ayuda de tulsi, su cuerpo no reaccionará liberando cortisol. Lo hará todo con menos estrés y ansiedad.

“La albahaca sagrada se puede encontrar fresca en algunas tiendas de comestibles especializadas, mercados de agricultores, o se puede cultivar fácilmente a partir de semillas en condiciones similares en las que se cultivaría albahaca común”, señala Miller.

El té de hibisco puede hacerte pensar en los trópicos. La colorida flor, también conocida como roselle, se cultiva en todo México, América del Sur y África. De hecho, es una de las mejores bebidas de verano para mantenerte fresco.

La herbolaria Steph Zabel señala que el hibisco puede ayudar a regular la temperatura corporal en el verano, proporcionando un efecto refrescante natural. Las cualidades agrias de la hierba también la hacen refrescante e hidratante.

La menta de manzana es otro refresco popular para los días caninos del verano.

"Es naturalmente dulce y un buen descanso de las vibraciones habituales de la menta o la hierbabuena", dice Lydia Willoughby, propietaria de Sassafras Mercantile, una boutique metafísica que vende hierbas de la granja a la taza.

Willoughby tiene té helado de manzana y menta de barril en su tienda. “Me encanta la menta de manzana como té helado para enfriar y disfrutar mientras bebo a la sombra”, dice.

La hierba está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para usted, que incluyen vitamina A, vitamina C, potasio y hierro. También contiene algunas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando se elaboran con menta fresca en lugar de seca, los tés de menta tienen un sabor fuerte y limpio que lo hará volver por más. Dados los hábitos de crecimiento agresivos de la menta, las mentas como la menta de manzana son excelentes hierbas para el alféizar de la ventana. Plante una planta (busque esto en el mercado de agricultores en primavera o cultive la suya propia a partir de semillas) y corte menta fresca para obtener los tés más frescos.

Claro, el té de rosas se ve bonito y tiene una connotación suave y amorosa perfecta para tu juego de cuidado personal. Pero también está cargado de antioxidantes.

"Contiene polifenoles que se cree que reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, además de proteger su cerebro de enfermedades degenerativas", explica Lisa Li, experta en té de hierbas y fundadora de The Qi, que vende tés de flores de pequeñas granjas familiares.

Li continúa cantando las alabanzas del té de rosas al señalar sus propiedades adaptógenas para promover una mejor salud intestinal y un sueño más reparador.

Si está preparando su propio té de rosas, tenga cuidado. Si bien todas las variedades de rosas son técnicamente comestibles, las que se cultivan para usos florales pueden haber sido tratadas con productos químicos. Li recomienda buscar rosas cultivadas orgánicamente que se cultiven específicamente para el té o el consumo de grado alimenticio.

A la acupunturista y experta en medicina china Tsao-Lin E. Moy, propietaria de Integrative Healing Arts, le gusta usar artemisa para promover un sueño más profundo.

No ha habido mucha investigación en humanos para respaldar esto definitivamente, pero algunas investigaciones en ratones sugieren que una especie de artemisa podría tener efectos inductores del sueño.

"En la medicina china [artemisa] se llama Ai Ye y ayuda a llevar sangre al útero ”, explica Moy. "Prueba la artemisa si te cuesta conciliar el sueño después de despertarte por la noche o si los sueños inquietantes te impiden descansar".

La artemisa tiene una nota sabrosa que algunas personas pueden encontrar amarga. Para que el sabor sea un poco más dulce, mezcle artemisa seca con lavanda. La lavanda es otro aliado del sueño con una nota floral algo picante que se disfruta mejor en pequeñas dosis.

Advertencia: si usa demasiado, el té puede tener un sabor perfumado.

¡Beba y feliz descanso!

Lindsey Danis es una escritora de Hudson Valley que cubre historias sobre comida, viajes e historias LGBTQ. Síguela en Instagram y Twitter.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Olvídese del agua con gas: el té helado es mi bebida de verano preferida. Es muy simple de hacer, no hay ningún "saborizante natural" misterioso y puedes personalizar cada lote para un toque de bienestar personalizado.

Ya sea que esté deseando dormir mejor, un estado de ánimo tranquilo o más energía para aprovechar al máximo los largos días de verano, existe una hierba (y a menudo más de una) que puede brindarle el efecto deseado.

Aquí hay cinco tés helados para probar para un refrescante impulso de verano cargado de beneficios a base de hierbas.

Tulsi, o albahaca santa, es una hierba adaptógena, lo que significa que sus beneficios para la salud son enormes.

"Tiene un perfil de sabor un poco más terroso que la albahaca normal, con toques de clavo y canela", dice Rachel Miller, herborista y nutricionista y propietaria de Zhi Herbals.

Si bien el tulsi es una hierba de bienestar multitarea, Miller a menudo recomienda el té de albahaca sagrada para aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo.

Las propiedades adaptogénicas de Tulsi pueden ayudarlo a abordar una lista sobrecargada de tareas pendientes, evitando el agotamiento y el agotamiento de una manera más saludable que una infusión de cafeína por goteo que bromea sobre la necesidad.

Los factores estresantes subyacentes no desaparecerán mágicamente, pero con la ayuda de tulsi, su cuerpo no reaccionará liberando cortisol. Lo hará todo con menos estrés y ansiedad.

“La albahaca sagrada se puede encontrar fresca en algunas tiendas de comestibles especializadas, mercados de agricultores, o se puede cultivar fácilmente a partir de semillas en condiciones similares en las que se cultivaría albahaca común”, señala Miller.

El té de hibisco puede hacerte pensar en los trópicos. La colorida flor, también conocida como roselle, se cultiva en todo México, América del Sur y África. De hecho, es una de las mejores bebidas de verano para mantenerte fresco.

La herbolaria Steph Zabel señala que el hibisco puede ayudar a regular la temperatura corporal en el verano, proporcionando un efecto refrescante natural. Las cualidades agrias de la hierba también la hacen refrescante e hidratante.

La menta de manzana es otro refresco popular para los días caninos del verano.

"Es naturalmente dulce y un buen descanso de las vibraciones habituales de la menta o la hierbabuena", dice Lydia Willoughby, propietaria de Sassafras Mercantile, una boutique metafísica que vende hierbas de la granja a la taza.

Willoughby tiene té helado de manzana y menta de barril en su tienda. “Me encanta la menta de manzana como té helado para enfriar y disfrutar mientras bebo a la sombra”, dice.

La hierba está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para usted, que incluyen vitamina A, vitamina C, potasio y hierro. También contiene algunas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando se elaboran con menta fresca en lugar de seca, los tés de menta tienen un sabor fuerte y limpio que lo hará volver por más. Dados los hábitos de crecimiento agresivos de la menta, las mentas como la manzana son excelentes hierbas para el alféizar de la ventana. Plante una planta (busque esto en el mercado de agricultores en primavera o cultive la suya propia a partir de semillas) y corte menta fresca para obtener los tés más frescos.

Claro, el té de rosas se ve bonito y tiene una connotación suave y amorosa perfecta para tu juego de cuidado personal. Pero también está cargado de antioxidantes.

"Contiene polifenoles que se cree que reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, además de proteger su cerebro de enfermedades degenerativas", explica Lisa Li, experta en té de hierbas y fundadora de The Qi, que vende tés de flores de pequeñas granjas familiares.

Li continúa cantando las alabanzas del té de rosas al señalar sus propiedades adaptógenas para promover una mejor salud intestinal y un sueño más reparador.

Si está preparando su propio té de rosas, tenga cuidado. Si bien todas las variedades de rosas son técnicamente comestibles, las que se cultivan para usos florales pueden haber sido tratadas con productos químicos. Li recomienda buscar rosas cultivadas orgánicamente que se cultiven específicamente para el té o el consumo de grado alimenticio.

Al acupunturista y experto en medicina china Tsao-Lin E. Moy, propietario de Integrative Healing Arts, le gusta usar artemisa para promover un sueño más profundo.

No ha habido mucha investigación en humanos para respaldar esto definitivamente, pero algunas investigaciones en ratones sugieren que una especie de artemisa podría tener efectos inductores del sueño.

"En la medicina china [artemisa] se llama Ai Ye y ayuda a llevar sangre al útero ”, explica Moy. "Prueba la artemisa si te cuesta conciliar el sueño después de despertarte por la noche o si los sueños inquietantes te impiden descansar".

La artemisa tiene una nota sabrosa que algunas personas pueden encontrar amarga. Para que el sabor sea un poco más dulce, mezcle artemisa seca con lavanda. La lavanda es otro aliado del sueño con una nota floral algo picante que se disfruta mejor en pequeñas dosis.

Advertencia: si usa demasiado, el té puede tener un sabor perfumado.

¡Beba y feliz descanso!

Lindsey Danis es una escritora con sede en Hudson Valley que cubre historias sobre comida, viajes e historias LGBTQ. Síguela en Instagram y Twitter.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Olvídese del agua con gas: el té helado es mi bebida de verano preferida. Es muy simple de hacer, no hay ningún "saborizante natural" misterioso y puedes personalizar cada lote para un toque de bienestar personalizado.

Ya sea que desee dormir mejor, un estado de ánimo tranquilo o más energía para aprovechar al máximo los largos días de verano, existe una hierba (y a menudo más de una) que puede brindarle el efecto deseado.

Aquí hay cinco tés helados para probar para un refrescante impulso de verano cargado de beneficios a base de hierbas.

Tulsi, o albahaca santa, es una hierba adaptógena, lo que significa que sus beneficios para la salud son enormes.

“Tiene un perfil de sabor un poco más terroso que la albahaca común, con toques de clavo y canela”, dice Rachel Miller, herborista y nutricionista y propietaria de Zhi Herbals.

Si bien el tulsi es una hierba de bienestar multitarea, Miller a menudo recomienda el té de albahaca sagrada para aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo.

Las propiedades adaptogénicas de Tulsi pueden ayudarlo a abordar una lista sobrecargada de tareas pendientes, evitando el agotamiento y el agotamiento de una manera más saludable que una infusión de cafeína por goteo que bromea sobre la necesidad.

Los factores estresantes subyacentes no desaparecerán mágicamente, pero con la ayuda de tulsi, su cuerpo no reaccionará liberando cortisol. Lo hará todo con menos estrés y ansiedad.

“La albahaca sagrada se puede encontrar fresca en algunas tiendas de comestibles especializadas, mercados de agricultores, o se puede cultivar fácilmente a partir de semillas en condiciones similares en las que se cultivaría albahaca común”, señala Miller.

El té de hibisco puede hacerte pensar en los trópicos. La colorida flor, también conocida como roselle, se cultiva en todo México, América del Sur y África. De hecho, es una de las mejores bebidas de verano para mantenerte fresco.

La herbolaria Steph Zabel señala que el hibisco puede ayudar a regular la temperatura corporal en el verano, proporcionando un efecto refrescante natural. Las cualidades agrias de la hierba también la hacen refrescante e hidratante.

La menta de manzana es otro refresco popular para los días caninos del verano.

"Es naturalmente dulce y un buen descanso de las vibraciones habituales de la menta o la hierbabuena", dice Lydia Willoughby, propietaria de Sassafras Mercantile, una boutique metafísica que vende hierbas de la granja a la taza.

Willoughby tiene té helado de manzana y menta de barril en su tienda. “Me encanta la menta de manzana como té helado para enfriar y disfrutar mientras bebo a la sombra”, dice.

La hierba está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para usted, que incluyen vitamina A, vitamina C, potasio y hierro. También contiene algunas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando se elaboran con menta fresca en lugar de seca, los tés de menta tienen un sabor fuerte y limpio que lo hará volver por más. Dados los hábitos de crecimiento agresivos de la menta, las mentas como la manzana son excelentes hierbas para el alféizar de la ventana. Plante una planta (busque esto en el mercado de agricultores en primavera o cultive la suya propia a partir de semillas) y corte menta fresca para obtener los tés más frescos.

Claro, el té de rosas se ve bonito y tiene una connotación suave y amorosa perfecta para tu juego de cuidado personal. Pero también está cargado de antioxidantes.

"Contiene polifenoles que se cree que reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, además de proteger su cerebro de enfermedades degenerativas", explica Lisa Li, experta en té de hierbas y fundadora de The Qi, que vende tés de flores de pequeñas granjas familiares.

Li continúa cantando las alabanzas del té de rosas al señalar sus propiedades adaptógenas para promover una mejor salud intestinal y un sueño más reparador.

Si está preparando su propio té de rosas, tenga cuidado. Si bien todas las variedades de rosas son técnicamente comestibles, las que se cultivan para usos florales pueden haber sido tratadas con productos químicos. Li recomienda buscar rosas cultivadas orgánicamente que se cultiven específicamente para el té o el consumo de grado alimenticio.

A la acupunturista y experta en medicina china Tsao-Lin E. Moy, propietaria de Integrative Healing Arts, le gusta usar artemisa para promover un sueño más profundo.

No ha habido mucha investigación en humanos para respaldar esto definitivamente, pero algunas investigaciones en ratones sugieren que una especie de artemisa podría tener efectos inductores del sueño.

"En la medicina china [artemisa] se llama Ai Ye y ayuda a llevar sangre al útero ”, explica Moy. "Prueba la artemisa si te cuesta conciliar el sueño después de despertarte por la noche o si los sueños inquietantes te impiden descansar".

La artemisa tiene una nota sabrosa que algunas personas pueden encontrar amarga. Para que el sabor sea un poco más dulce, mezcle artemisa seca con lavanda. La lavanda es otro aliado del sueño con una nota floral algo picante que se disfruta mejor en pequeñas dosis.

Advertencia: si usa demasiado, el té puede tener un sabor perfumado.

¡Beba y feliz descanso!

Lindsey Danis es una escritora con sede en Hudson Valley que cubre historias sobre comida, viajes e historias LGBTQ. Síguela en Instagram y Twitter.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Olvídese del agua con gas: el té helado es mi bebida de verano preferida. Es muy simple de hacer, no hay ningún "saborizante natural" misterioso y puedes personalizar cada lote para un toque de bienestar personalizado.

Ya sea que desee dormir mejor, un estado de ánimo tranquilo o más energía para aprovechar al máximo los largos días de verano, existe una hierba (y a menudo más de una) que puede brindarle el efecto deseado.

Aquí hay cinco tés helados para probar para un refrescante impulso de verano cargado de beneficios a base de hierbas.

Tulsi, o albahaca santa, es una hierba adaptógena, lo que significa que sus beneficios para la salud son enormes.

“Tiene un perfil de sabor un poco más terroso que la albahaca común, con toques de clavo y canela”, dice Rachel Miller, herborista y nutricionista y propietaria de Zhi Herbals.

Si bien el tulsi es una hierba de bienestar multitarea, Miller a menudo recomienda el té de albahaca sagrada para aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo.

Las propiedades adaptogénicas de Tulsi pueden ayudarlo a abordar una lista sobrecargada de tareas pendientes, previniendo el agotamiento y el agotamiento de una manera más saludable que una infusión de cafeína por goteo que bromea sobre la necesidad.

Los factores estresantes subyacentes no desaparecerán mágicamente, pero con la ayuda de tulsi, su cuerpo no reaccionará liberando cortisol. Lo hará todo con menos estrés y ansiedad.

“La albahaca sagrada se puede encontrar fresca en algunas tiendas de comestibles especializadas, mercados de agricultores, o se puede cultivar fácilmente a partir de semillas en condiciones similares en las que se cultivaría albahaca común”, señala Miller.

El té de hibisco puede hacerte pensar en los trópicos. La colorida flor, también conocida como roselle, se cultiva en todo México, América del Sur y África. De hecho, es una de las mejores bebidas de verano para mantenerte fresco.

La herbolaria Steph Zabel señala que el hibisco puede ayudar a regular la temperatura corporal en el verano, proporcionando un efecto refrescante natural. Las cualidades agrias de la hierba también la hacen refrescante e hidratante.

La menta de manzana es otro refresco popular para los días caninos del verano.

"Es naturalmente dulce y un buen descanso de las vibraciones habituales de la menta o la hierbabuena", dice Lydia Willoughby, propietaria de Sassafras Mercantile, una boutique metafísica que vende hierbas de la granja a la taza.

Willoughby tiene té helado de manzana y menta de barril en su tienda. “Me encanta la menta de manzana como té helado para enfriar y disfrutar mientras bebo a la sombra”, dice.

La hierba está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para usted, que incluyen vitamina A, vitamina C, potasio y hierro. También contiene algunas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando se elaboran con menta fresca en lugar de seca, los tés de menta tienen un sabor fuerte y limpio que lo hará volver por más. Dados los hábitos de crecimiento agresivos de la menta, las mentas como la manzana son excelentes hierbas para el alféizar de la ventana. Plante una planta (busque esto en el mercado de agricultores en primavera o cultive la suya propia a partir de semillas) y corte menta fresca para obtener los tés más frescos.

Claro, el té de rosas se ve bonito y tiene una connotación suave y amorosa perfecta para tu juego de cuidado personal. Pero también está cargado de antioxidantes.

"Contiene polifenoles que se cree que reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, además de proteger su cerebro de enfermedades degenerativas", explica Lisa Li, experta en té de hierbas y fundadora de The Qi, que vende tés de flores de pequeñas granjas familiares.

Li continúa cantando las alabanzas del té de rosas al señalar sus propiedades adaptógenas para promover una mejor salud intestinal y un sueño más reparador.

Si está preparando su propio té de rosas, tenga cuidado. Si bien todas las variedades de rosas son técnicamente comestibles, las que se cultivan para usos florales pueden haber sido tratadas con productos químicos. Li recomienda buscar rosas cultivadas orgánicamente que se cultiven específicamente para el té o el consumo de grado alimenticio.

Al acupunturista y experto en medicina china Tsao-Lin E. Moy, propietario de Integrative Healing Arts, le gusta usar artemisa para promover un sueño más profundo.

No ha habido mucha investigación en humanos para respaldar esto definitivamente, pero algunas investigaciones en ratones sugieren que una especie de artemisa podría tener efectos inductores del sueño.

"En la medicina china [artemisa] se llama Ai Ye y ayuda a llevar sangre al útero ”, explica Moy. "Prueba la artemisa si te cuesta conciliar el sueño después de despertarte por la noche o si los sueños inquietantes te impiden descansar".

La artemisa tiene una nota sabrosa que algunas personas pueden encontrar amarga. Para que el sabor sea un poco más dulce, mezcle artemisa seca con lavanda. La lavanda es otro aliado del sueño con una nota floral algo picante que se disfruta mejor en pequeñas dosis.

Advertencia: si usa demasiado, el té puede tener un sabor perfumado.

¡Beba y feliz descanso!

Lindsey Danis es una escritora con sede en Hudson Valley que cubre historias sobre comida, viajes e historias LGBTQ. Síguela en Instagram y Twitter.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Olvídese del agua con gas: el té helado es mi bebida de verano preferida. Es muy simple de hacer, no hay misteriosos "saborizantes naturales" y puedes personalizar cada lote para un toque de bienestar personalizado.

Ya sea que desee dormir mejor, un estado de ánimo tranquilo o más energía para aprovechar al máximo los largos días de verano, existe una hierba (y a menudo más de una) que puede brindarle el efecto deseado.

Aquí hay cinco tés helados para probar para un refrescante impulso de verano cargado de beneficios a base de hierbas.

Tulsi, o albahaca santa, es una hierba adaptógena, lo que significa que sus beneficios para la salud son enormes.

"Tiene un perfil de sabor un poco más terroso que la albahaca normal, con toques de clavo y canela", dice Rachel Miller, herborista y nutricionista y propietaria de Zhi Herbals.

Si bien el tulsi es una hierba de bienestar multitarea, Miller a menudo recomienda el té de albahaca sagrada para aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo.

Las propiedades adaptogénicas de Tulsi pueden ayudarlo a abordar una lista sobrecargada de tareas pendientes, evitando el agotamiento y el agotamiento de una manera más saludable que una infusión de cafeína por goteo que bromea sobre la necesidad.

Los factores estresantes subyacentes no desaparecerán mágicamente, pero con la ayuda de tulsi, su cuerpo no reaccionará liberando cortisol. Lo hará todo con menos estrés y ansiedad.

“La albahaca sagrada se puede encontrar fresca en algunas tiendas de comestibles especializadas, mercados de agricultores, o se puede cultivar fácilmente a partir de semillas en condiciones similares en las que se cultivaría albahaca común”, señala Miller.

El té de hibisco puede hacerte pensar en los trópicos. La colorida flor, también conocida como roselle, se cultiva en todo México, América del Sur y África. De hecho, es una de las mejores bebidas de verano para mantenerte fresco.

La herbolaria Steph Zabel señala que el hibisco puede ayudar a regular la temperatura corporal en el verano, brindando un efecto refrescante natural. Las cualidades agrias de la hierba también la hacen refrescante e hidratante.

La menta de manzana es otro refresco popular para los días caninos del verano.

"Es naturalmente dulce y un buen descanso de las vibraciones habituales de la menta o la hierbabuena", dice Lydia Willoughby, propietaria de Sassafras Mercantile, una boutique metafísica que vende hierbas de la granja a la taza.

Willoughby tiene té helado de manzana y menta de barril en su tienda. “Me encanta la menta de manzana como té helado para enfriar y disfrutar mientras bebo a la sombra”, dice.

La hierba está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para usted, que incluyen vitamina A, vitamina C, potasio y hierro. También contiene algunas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando se elaboran con menta fresca en lugar de seca, los tés de menta tienen un sabor fuerte y limpio que lo hará volver por más. Dados los hábitos de crecimiento agresivos de la menta, las mentas como la manzana son excelentes hierbas para el alféizar de la ventana. Plante una planta (busque esto en el mercado de agricultores en primavera o cultive la suya propia a partir de semillas) y corte menta fresca para obtener los tés más frescos.

Claro, el té de rosas se ve bonito y tiene una connotación suave y amorosa perfecta para tu juego de cuidado personal. Pero también está cargado de antioxidantes.

"Contiene polifenoles que se cree que reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, además de proteger su cerebro de enfermedades degenerativas", explica Lisa Li, experta en té de hierbas y fundadora de The Qi, que vende tés de flores de pequeñas granjas familiares.

Li continúa cantando las alabanzas del té de rosas al señalar sus propiedades adaptógenas para promover una mejor salud intestinal y un sueño más reparador.

Si está preparando su propio té de rosas, tenga cuidado. Si bien todas las variedades de rosas son técnicamente comestibles, las que se cultivan para usos florales pueden haber sido tratadas con productos químicos. Li recomienda buscar rosas cultivadas orgánicamente que se cultiven específicamente para el té o el consumo de grado alimenticio.

A la acupunturista y experta en medicina china Tsao-Lin E. Moy, propietaria de Integrative Healing Arts, le gusta usar artemisa para promover un sueño más profundo.

No ha habido mucha investigación en humanos para respaldar esto definitivamente, pero algunas investigaciones en ratones sugieren que una especie de artemisa podría tener efectos inductores del sueño.

"En la medicina china [artemisa] se llama Ai Ye y ayuda a llevar sangre al útero ”, explica Moy. "Prueba la artemisa si te cuesta conciliar el sueño después de despertarte por la noche o si los sueños inquietantes te impiden descansar".

La artemisa tiene una nota sabrosa que algunas personas pueden encontrar amarga. Para que el sabor sea un poco más dulce, mezcle artemisa seca con lavanda. La lavanda es otro aliado del sueño con una nota floral algo picante que se disfruta mejor en pequeñas dosis.

Advertencia: si usa demasiado, el té puede tener un sabor perfumado.

¡Beba y feliz descanso!

Lindsey Danis es una escritora de Hudson Valley que cubre historias sobre comida, viajes e historias LGBTQ. Síguela en Instagram y Twitter.


5 recetas rejuvenecedoras de té helado de hierbas para probar antes del final del verano

Forget sparkling water — iced tea is my summer drink of choice. It’s super simple to make, there’s no mysterious “natural flavoring,” and you can customize each batch for a personalized wellness kick.

Whether you’re craving better sleep, a mellow mood, or more energy to make the most of summer’s long days, there’s an herb (and often more than one) that can give you the desired effect.

Here are five iced teas to try for a refreshing summer boost loaded with herbal benefits.

Tulsi, or holy basil, is an adaptogenic herb, which means its health benefits are vast.

“It has a slightly earthier flavor profile than regular basil, with hints of clove and cinnamon,” says Rachel Miller, an herbalist and nutritionist and the owner of Zhi Herbals.

While tulsi is a multitasking wellness herb, Miller often recommends holy basil tea for an energy boost and mood support.

Tulsi’s adaptogenic properties can help you tackle an overloaded to-do list, preventing burnout and exhaustion in a healthier way than a caffeine infusion drip you joke about needing.

The underlying stressors won’t magically disappear, but with help from tulsi, your body won’t react by releasing cortisol. You’ll get it all done with less stress and anxiety.

“Holy basil can be found fresh at some specialty grocery stores, farmers markets, or grown easily from seed in similar conditions where you would grow common basil,” Miller notes.

Hibiscus tea can make you think of the tropics. The colorful flower, also known as roselle, is grown throughout Mexico, South America, and Africa. It’s indeed one of the best summer drinks to keep you cool.

Herbalist Steph Zabel notes that hibiscus may help regulate body temperature in the summer, delivering a naturally cooling effect. The herb’s tart qualities also make it refreshing and hydrating.

Apple mint is another popular refresher for the dog days of summer.

“It’s naturally sweet and a nice break from the usual vibes of peppermint or spearmint,” says Lydia Willoughby, owner of Sassafras Mercantile, a metaphysical boutique that sells farm-to-cup herbs.

Willoughby keeps apple mint iced tea on tap at her shop. “I love apple mint as iced tea to chill and enjoy while sipping in the shade,” she says.

The herb is loaded with good-for-you vitamins and minerals, including vitamin A, vitamin C, potassium, and iron. It also contains some analgesic and anti-inflammatory properties.

When made from fresh mint rather than dried, mint teas have a sharp, clean taste that’ll keep you coming back for more. Given mint’s aggressive growth habits, mints like apple mint make great windowsill herbs. Pot up a plant (look for this at the farmers market in spring or grow your own from seed) and snip fresh mint for the absolute freshest of teas.

Sure, rose tea looks pretty and has a gentle, loving connotation perfect for your self-care game. But it’s also loaded with antioxidants.

“It contains polyphenols that are thought to reduce the risk of certain types of cancer, heart disease, and type 2 diabetes, as well as protect your brain from degenerative disease,” explains Lisa Li, herbal tea expert and founder of The Qi, which sells flower teas from small family farms.

Li continues to sing rose tea’s praises by pointing out its adaptogenic properties to promote better gut health and more restful sleep.

If you’re making your own rose tea, be careful. While all varieties of roses are technically edible, those grown for floral uses may have been treated with chemicals. Li recommends looking for organically grown roses that are cultivated specifically for tea or food-grade consumption.

Acupuncturist and Chinese medicine expert Tsao-Lin E. Moy, owner of Integrative Healing Arts, likes using mugwort to promote deeper sleep.

There hasn’t been much research on humans to back that up definitively, but some research on mice suggests that one species of mugwort could have sleep-inducing effects.

“In Chinese medicine [mugwort] is called Ai Ye and helps to bring blood flow to the uterus,” Moy explains. “Try mugwort if you struggle to fall back asleep after waking in the night or if troubling dreams keep you from resting.”

Mugwort has a bit of a savory note that some people might find bitter. To make the flavor a bit sweeter, mix dried mugwort with lavender. Lavender is another sleep ally with a floral, somewhat peppery note best enjoyed in small doses.

Warning: If you use too much, the tea can taste perfumy.

Sip away, and happy relaxing!

Lindsey Danis is a Hudson Valley-based writer who covers food, travel, and LGBTQ stories. Follow her on Instagram and Twitter.


5 Rejuvenating Herbal Iced Tea Recipes to Try Before the End of Summer

Forget sparkling water — iced tea is my summer drink of choice. It’s super simple to make, there’s no mysterious “natural flavoring,” and you can customize each batch for a personalized wellness kick.

Whether you’re craving better sleep, a mellow mood, or more energy to make the most of summer’s long days, there’s an herb (and often more than one) that can give you the desired effect.

Here are five iced teas to try for a refreshing summer boost loaded with herbal benefits.

Tulsi, or holy basil, is an adaptogenic herb, which means its health benefits are vast.

“It has a slightly earthier flavor profile than regular basil, with hints of clove and cinnamon,” says Rachel Miller, an herbalist and nutritionist and the owner of Zhi Herbals.

While tulsi is a multitasking wellness herb, Miller often recommends holy basil tea for an energy boost and mood support.

Tulsi’s adaptogenic properties can help you tackle an overloaded to-do list, preventing burnout and exhaustion in a healthier way than a caffeine infusion drip you joke about needing.

The underlying stressors won’t magically disappear, but with help from tulsi, your body won’t react by releasing cortisol. You’ll get it all done with less stress and anxiety.

“Holy basil can be found fresh at some specialty grocery stores, farmers markets, or grown easily from seed in similar conditions where you would grow common basil,” Miller notes.

Hibiscus tea can make you think of the tropics. The colorful flower, also known as roselle, is grown throughout Mexico, South America, and Africa. It’s indeed one of the best summer drinks to keep you cool.

Herbalist Steph Zabel notes that hibiscus may help regulate body temperature in the summer, delivering a naturally cooling effect. The herb’s tart qualities also make it refreshing and hydrating.

Apple mint is another popular refresher for the dog days of summer.

“It’s naturally sweet and a nice break from the usual vibes of peppermint or spearmint,” says Lydia Willoughby, owner of Sassafras Mercantile, a metaphysical boutique that sells farm-to-cup herbs.

Willoughby keeps apple mint iced tea on tap at her shop. “I love apple mint as iced tea to chill and enjoy while sipping in the shade,” she says.

The herb is loaded with good-for-you vitamins and minerals, including vitamin A, vitamin C, potassium, and iron. It also contains some analgesic and anti-inflammatory properties.

When made from fresh mint rather than dried, mint teas have a sharp, clean taste that’ll keep you coming back for more. Given mint’s aggressive growth habits, mints like apple mint make great windowsill herbs. Pot up a plant (look for this at the farmers market in spring or grow your own from seed) and snip fresh mint for the absolute freshest of teas.

Sure, rose tea looks pretty and has a gentle, loving connotation perfect for your self-care game. But it’s also loaded with antioxidants.

“It contains polyphenols that are thought to reduce the risk of certain types of cancer, heart disease, and type 2 diabetes, as well as protect your brain from degenerative disease,” explains Lisa Li, herbal tea expert and founder of The Qi, which sells flower teas from small family farms.

Li continues to sing rose tea’s praises by pointing out its adaptogenic properties to promote better gut health and more restful sleep.

If you’re making your own rose tea, be careful. While all varieties of roses are technically edible, those grown for floral uses may have been treated with chemicals. Li recommends looking for organically grown roses that are cultivated specifically for tea or food-grade consumption.

Acupuncturist and Chinese medicine expert Tsao-Lin E. Moy, owner of Integrative Healing Arts, likes using mugwort to promote deeper sleep.

There hasn’t been much research on humans to back that up definitively, but some research on mice suggests that one species of mugwort could have sleep-inducing effects.

“In Chinese medicine [mugwort] is called Ai Ye and helps to bring blood flow to the uterus,” Moy explains. “Try mugwort if you struggle to fall back asleep after waking in the night or if troubling dreams keep you from resting.”

Mugwort has a bit of a savory note that some people might find bitter. To make the flavor a bit sweeter, mix dried mugwort with lavender. Lavender is another sleep ally with a floral, somewhat peppery note best enjoyed in small doses.

Warning: If you use too much, the tea can taste perfumy.

Sip away, and happy relaxing!

Lindsey Danis is a Hudson Valley-based writer who covers food, travel, and LGBTQ stories. Follow her on Instagram and Twitter.


5 Rejuvenating Herbal Iced Tea Recipes to Try Before the End of Summer

Forget sparkling water — iced tea is my summer drink of choice. It’s super simple to make, there’s no mysterious “natural flavoring,” and you can customize each batch for a personalized wellness kick.

Whether you’re craving better sleep, a mellow mood, or more energy to make the most of summer’s long days, there’s an herb (and often more than one) that can give you the desired effect.

Here are five iced teas to try for a refreshing summer boost loaded with herbal benefits.

Tulsi, or holy basil, is an adaptogenic herb, which means its health benefits are vast.

“It has a slightly earthier flavor profile than regular basil, with hints of clove and cinnamon,” says Rachel Miller, an herbalist and nutritionist and the owner of Zhi Herbals.

While tulsi is a multitasking wellness herb, Miller often recommends holy basil tea for an energy boost and mood support.

Tulsi’s adaptogenic properties can help you tackle an overloaded to-do list, preventing burnout and exhaustion in a healthier way than a caffeine infusion drip you joke about needing.

The underlying stressors won’t magically disappear, but with help from tulsi, your body won’t react by releasing cortisol. You’ll get it all done with less stress and anxiety.

“Holy basil can be found fresh at some specialty grocery stores, farmers markets, or grown easily from seed in similar conditions where you would grow common basil,” Miller notes.

Hibiscus tea can make you think of the tropics. The colorful flower, also known as roselle, is grown throughout Mexico, South America, and Africa. It’s indeed one of the best summer drinks to keep you cool.

Herbalist Steph Zabel notes that hibiscus may help regulate body temperature in the summer, delivering a naturally cooling effect. The herb’s tart qualities also make it refreshing and hydrating.

Apple mint is another popular refresher for the dog days of summer.

“It’s naturally sweet and a nice break from the usual vibes of peppermint or spearmint,” says Lydia Willoughby, owner of Sassafras Mercantile, a metaphysical boutique that sells farm-to-cup herbs.

Willoughby keeps apple mint iced tea on tap at her shop. “I love apple mint as iced tea to chill and enjoy while sipping in the shade,” she says.

The herb is loaded with good-for-you vitamins and minerals, including vitamin A, vitamin C, potassium, and iron. It also contains some analgesic and anti-inflammatory properties.

When made from fresh mint rather than dried, mint teas have a sharp, clean taste that’ll keep you coming back for more. Given mint’s aggressive growth habits, mints like apple mint make great windowsill herbs. Pot up a plant (look for this at the farmers market in spring or grow your own from seed) and snip fresh mint for the absolute freshest of teas.

Sure, rose tea looks pretty and has a gentle, loving connotation perfect for your self-care game. But it’s also loaded with antioxidants.

“It contains polyphenols that are thought to reduce the risk of certain types of cancer, heart disease, and type 2 diabetes, as well as protect your brain from degenerative disease,” explains Lisa Li, herbal tea expert and founder of The Qi, which sells flower teas from small family farms.

Li continues to sing rose tea’s praises by pointing out its adaptogenic properties to promote better gut health and more restful sleep.

If you’re making your own rose tea, be careful. While all varieties of roses are technically edible, those grown for floral uses may have been treated with chemicals. Li recommends looking for organically grown roses that are cultivated specifically for tea or food-grade consumption.

Acupuncturist and Chinese medicine expert Tsao-Lin E. Moy, owner of Integrative Healing Arts, likes using mugwort to promote deeper sleep.

There hasn’t been much research on humans to back that up definitively, but some research on mice suggests that one species of mugwort could have sleep-inducing effects.

“In Chinese medicine [mugwort] is called Ai Ye and helps to bring blood flow to the uterus,” Moy explains. “Try mugwort if you struggle to fall back asleep after waking in the night or if troubling dreams keep you from resting.”

Mugwort has a bit of a savory note that some people might find bitter. To make the flavor a bit sweeter, mix dried mugwort with lavender. Lavender is another sleep ally with a floral, somewhat peppery note best enjoyed in small doses.

Warning: If you use too much, the tea can taste perfumy.

Sip away, and happy relaxing!

Lindsey Danis is a Hudson Valley-based writer who covers food, travel, and LGBTQ stories. Follow her on Instagram and Twitter.


5 Rejuvenating Herbal Iced Tea Recipes to Try Before the End of Summer

Forget sparkling water — iced tea is my summer drink of choice. It’s super simple to make, there’s no mysterious “natural flavoring,” and you can customize each batch for a personalized wellness kick.

Whether you’re craving better sleep, a mellow mood, or more energy to make the most of summer’s long days, there’s an herb (and often more than one) that can give you the desired effect.

Here are five iced teas to try for a refreshing summer boost loaded with herbal benefits.

Tulsi, or holy basil, is an adaptogenic herb, which means its health benefits are vast.

“It has a slightly earthier flavor profile than regular basil, with hints of clove and cinnamon,” says Rachel Miller, an herbalist and nutritionist and the owner of Zhi Herbals.

While tulsi is a multitasking wellness herb, Miller often recommends holy basil tea for an energy boost and mood support.

Tulsi’s adaptogenic properties can help you tackle an overloaded to-do list, preventing burnout and exhaustion in a healthier way than a caffeine infusion drip you joke about needing.

The underlying stressors won’t magically disappear, but with help from tulsi, your body won’t react by releasing cortisol. You’ll get it all done with less stress and anxiety.

“Holy basil can be found fresh at some specialty grocery stores, farmers markets, or grown easily from seed in similar conditions where you would grow common basil,” Miller notes.

Hibiscus tea can make you think of the tropics. The colorful flower, also known as roselle, is grown throughout Mexico, South America, and Africa. It’s indeed one of the best summer drinks to keep you cool.

Herbalist Steph Zabel notes that hibiscus may help regulate body temperature in the summer, delivering a naturally cooling effect. The herb’s tart qualities also make it refreshing and hydrating.

Apple mint is another popular refresher for the dog days of summer.

“It’s naturally sweet and a nice break from the usual vibes of peppermint or spearmint,” says Lydia Willoughby, owner of Sassafras Mercantile, a metaphysical boutique that sells farm-to-cup herbs.

Willoughby keeps apple mint iced tea on tap at her shop. “I love apple mint as iced tea to chill and enjoy while sipping in the shade,” she says.

The herb is loaded with good-for-you vitamins and minerals, including vitamin A, vitamin C, potassium, and iron. It also contains some analgesic and anti-inflammatory properties.

When made from fresh mint rather than dried, mint teas have a sharp, clean taste that’ll keep you coming back for more. Given mint’s aggressive growth habits, mints like apple mint make great windowsill herbs. Pot up a plant (look for this at the farmers market in spring or grow your own from seed) and snip fresh mint for the absolute freshest of teas.

Sure, rose tea looks pretty and has a gentle, loving connotation perfect for your self-care game. But it’s also loaded with antioxidants.

“It contains polyphenols that are thought to reduce the risk of certain types of cancer, heart disease, and type 2 diabetes, as well as protect your brain from degenerative disease,” explains Lisa Li, herbal tea expert and founder of The Qi, which sells flower teas from small family farms.

Li continues to sing rose tea’s praises by pointing out its adaptogenic properties to promote better gut health and more restful sleep.

If you’re making your own rose tea, be careful. While all varieties of roses are technically edible, those grown for floral uses may have been treated with chemicals. Li recommends looking for organically grown roses that are cultivated specifically for tea or food-grade consumption.

Acupuncturist and Chinese medicine expert Tsao-Lin E. Moy, owner of Integrative Healing Arts, likes using mugwort to promote deeper sleep.

There hasn’t been much research on humans to back that up definitively, but some research on mice suggests that one species of mugwort could have sleep-inducing effects.

“In Chinese medicine [mugwort] is called Ai Ye and helps to bring blood flow to the uterus,” Moy explains. “Try mugwort if you struggle to fall back asleep after waking in the night or if troubling dreams keep you from resting.”

Mugwort has a bit of a savory note that some people might find bitter. To make the flavor a bit sweeter, mix dried mugwort with lavender. Lavender is another sleep ally with a floral, somewhat peppery note best enjoyed in small doses.

Warning: If you use too much, the tea can taste perfumy.

Sip away, and happy relaxing!

Lindsey Danis is a Hudson Valley-based writer who covers food, travel, and LGBTQ stories. Follow her on Instagram and Twitter.



Comentarios:

  1. Abiel

    Si lo dices te equivocas.

  2. Aodhan

    ¿Considera insignificante?

  3. Strod

    La entretenida pregunta

  4. Stanwic

    Me parece una idea magnífica

  5. Numair

    Bravo, son simplemente un pensamiento magnífico

  6. Wirt

    Siento que intervenga, pero propongo ir por otro camino.

  7. Gotaxe

    Tu útil opinión



Escribe un mensaje